Sistema Límbico | El lugar en tu mente donde nacen las emociones

Autor: Dr. Edilberto Peña De León.

El sistema límbico es una de las redes de neuronas más interesantes e importantes a la hora de estudiar el comportamiento humano. Es una de las partes del cerebro más relevantes en la aparición de los estados de ánimo.

Es por eso que a veces es llamado “el cerebro emocional”. Por eso les vamos a dar una clase infernal sobre él.

Sobre el sistema límbico

Antiguamente, el sistema límbico se conocía como cerebro olfatorio por su vínculo con este sentido. Actualmente, se sabe que sólo una pequeña parte de él está relacionada con el olfato.

La palabra límbico proviene del latín, significa borde o margen; sin embargo, no delimita una serie de estructuras cerebrales, si no que corresponde a un concepto funcional en el que se involucran varias estructuras y redes neuronales.

Hay cierto consenso en considerar que el sistema límbico está constituido por un grupo interconectado de estructuras corticales y subcorticales:

El septum está relacionado con las necesidades primarias del cerebro y las sensaciones placenteras.

La circunvolución del cíngulo controla las funciones afectivas y cognitivas.

Surco longitudinal que separa hemisferio izquierdo y derecho entre ambos hemisferios.

La amígdala se encuentra facultada para controlar y mediar emociones principales como pasión, tristeza y miedo. Además, juega un papel en el aprendizaje de las conductas emocionales.

Los cuerpos mamilares del hipotálamo intervienen en la captación de impulsos nerviosos procedentes de la amígdala e hipocampo, y del envío a través del tracto mamilo-talámico de estos impulsos hacia el tálamo.

El hipocampo la función esencial de la memoria a corto plazo.

El fórnix se encarga de la actividad cognitiva normal por su papel en la formación de la memoria.

Para qué sirve

El sistema límbico constituye la región donde se generan las respuestas a los estímulos.

Está involucrado en funciones metabólicas y de supervivencia.

Por un lado, dentro de las funciones metabólicas se encuentra la regulación térmica, vegetativa y reproductiva.

Por otro lado, las funciones de supervivencia se encuentran el control emocional, las motivación a la acción, la iniciativa, mantenimiento o supervivencia del individuo o de la especie, la memoria y el aprendizaje.

En el aprendizaje

El hombre es un ser emocional que no ve ni logra sentir, sino es a través de los filtros emocionales de su cerebro.

Por eso nuestra capacidad de aprendizaje depende no solo de la atención, sino también del estado emocional del sujeto.

Memoria

La memoria es una función importante que permite al organismo codificar, almacenar y recuperar información del medio ambiente.

Coexisten algunos enlaces del sistema emocional en el sistema de memoria presente, porque muchas veces un estado emocional hace parte de una memoria episódica; sin embargo, cuando trabaja la memoria, se debe incluir en lo que se recuerda un estado emocional.

Emoción

La presencia de las estructuras involucradas en la respuestas emocionales a lo largo de la escala filogenética, así como en la escala evolutiva del sistema nervioso central en los mamíferos, apoya la idea de que es un proceso viejo que se ha conservado en nosotros desde el ancestro de los mamíferos hasta hoy, formando una parte crucial de la conducta de los humanos.

Implicaciones clínicas. Alteraciones del sistema límbico

Demencia

El sistema límbico está relacionado con las causas de enfermedades neurodegenerativas, particularmente la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Pick. En la enfermedad de Alzheimer, se encuentran placas seniles y ovillos neurofibrilares dispersos.

Ansiedad

Los trastornos de ansiedad son el resultado de anomalías a la hora de regular la actividad de la amígdala

Epilepsia

Es una consecuencia de una alteración en el sistema límbico. La epilepsia del lóbulo temporal es la más común en adultos y sucede por esclerosis en el hipocampo. Parece que este tipo de epilepsia se debe a una disfunción a nivel del sistema límbico.

Trastornos afectivos

Hay estudios que muestran variación en el volumen del sistema límbico en trastornos afectivos como el trastorno bipolar y la depresión.

Estudios han revelado actividad menor en la corteza prefrontal y la corteza cingulada anterior en los trastornos afectivos.

El cingulado anterior es el centro para la integración atencional y emocional, e interviene en el control de las emociones.

Autismo

El Autismo y el síndrome de Asperger conllevan una alteración en aspectos sociales. Estructuras del sistema límbico, como el giro cingulado y la amígdala, están alteradas en estas enfermedades.

Esquizofrenia:

Muchos estudios demuestran que esta enfermedad está relacionada con una notable disminución del hipocampo. Por ello, este trastorno también cursa con desorganización de la memoria y del aprendizaje. Te descubrimos aquí qué es la esquizofrenia.

TDAH

Una parte de la comunidad científica afirma que este tipo de trastornos atencionales surgen en personas con un defecto por agrandamiento en la zona del hipocampo y las amígdalas. Sostienen que, al haber tantas neuronas sobreexcitadas, los niños presentan deshinibición conductual y emocional.

Share your thoughts